Post del RMCF: ¡31 Ligas!

Tema en 'Liga Española - Primera División' iniciado por Kustudic82, 31 Oct 2005.

  1. dany_fcb

    dany_fcb Usuario de Preferente

    El presi,en este caso manda el presidente(peor aun)
     
  2. Herculady

    Herculady Usuario de Preferente

    Pues yo me alegro de que hayan destituido al Luxemburgo este, aunque los problemas del Madrid (y el de muchos otros clubes con una plantilla excesivamente acomodada) sólo se solucionarán cuando decidan poner un tope salarial base y el resto por objetivos
     
  3. herculano de Córdoba

    herculano de Córdoba Usuario de Primera

    Lo peor que le puede ocurrir al Madrid es que López Caro le vaya bien y que ponga las cosas difíciles a Florentino para que no pueda sustituirlo
     
  4. figuercules

    figuercules Usuario de Tercera

    Arrigo Sacchi anuncia que marxarà del Reial Madrid "per motius personals"

    Al Reial Madrid van caient de mica en mica els màxims responsables del departament tècnic. Vint-i-quatre hores després de la destitució de l'entrenador, Vanderlei Luxemburgo, també li ha tocat rebre al responsable de portar el brasiler a Madrid. El director de futbol, Arrigo Sacchi, ha confirmat en un programa de Reial Madrid Televisió la seva decisió d'abandonar el club "per motius personals" poc abans que es compleixi el seu primer any al Santiago Bernabéu.
    El dia 21 de desembre de l'any passat l'italià Arrigo Sacchi aterrava a Madrid per fer-se càrrec del departament tècnic del club. L'havia portat Emilio Butrageño, que aquell dia s'havia convertit en vicepresident del Madrid.

    L'arribada de Sacchi havia de ser un revulsiu per professionalitzar el club i organitzar-lo "a un nivell més adient en el món del futbol". Amb aquestes paraules, el president del Reial Madrid, Florentino Pérez, definia l'home en qui havia dipositat tota la seva confiança, entre altres coses perquè el considerava un "malalt" del futbol. Per això, li va fer un contracte indefinit en un lloc qualificat pel mateix Pérez de "permanent".

    La deriva madridista, però, que no ha pogut redirigir l'entrenador Vanderlei Luxemburgo, ha acabat costant-li el seu lloc a la banqueta i, de retruc, també ha escombrat l'italià. Sacchi ha confirmat la seva intenció d'abandonar el club quinze dies abans del Barça-Madrid. Ho ha fet al programa "Minuto 91" de Reial Madrid Televisió, i ho ha justificat "per motius personals".

    El prestigi de Sacchi com a entrenador l'avalava per dirigir el futbol madridista. Havia guanyat un "Scudetto" i dues Copes d'Europa amb el Milan. Després de la destitució de Luxemburgo, Florentino Pérez podria haver ofert el càrrec d'entrenador a Sacchi. L'italià, de 59 anys, ja va dimitir fa cinc anys de l'Atlètic de Madrid per una crisi d'ansietat, i sembla que no està preparat per tornar a una banqueta.
     
  5. Juanlu

    Juanlu Usuario de Preferente

    "Cuando llegué, el Real Madrid no tenía esta calidad, pero éramos más equipo y más compañeros. No quiere decir que ahora no lo seamos, pero era otra dinámica muy diferente"

    dijo helguera en una entevista...
     
  6. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    Bueno ahora Florentino o quien sea que salga diciendo que Lopez Caro no vale nada. Creo que es más que evidente, que a parte de la descompensación táctica que existe en el equipo, también hay un polvorín dentro del vestuario y todos "pian" alguna, y tiran puitas. Y sino el gesto de Roberto Carlos yendose de la mesa de los capitanes para irse a la de los brasileños, este tio ya huele ahi en el Madrid, ya va siendo hora de que acabe su carrer en Qatar o en Brasil al estilo Romario. Pero que deje al Madrid en paz. Creo que podría estar hablando de la problematica del Madrid desde mi punto de vista, pero no merece la pena que pierda el tiempo. Ahora empieza a darse cuenta el "Ser Supremo", que algo estaban haciendo mal y que habían dejado la parte deportiva "de lado", como si en un equipo de futbol, existieran más partes que la deportiva. Ahi queda eso.

    Un saludo.
     
  7. impb13

    impb13 Usuario de Preferente

    100 millones de euros en fichajes... vaya tela.

    CASSANO LOS PONE A 100

    Con su fichaje, el Real supera el centenar de millones en gasto y boicotea a Robinho y Baptista

    Xavier Muñoz

    05/01/06 03:00 h.El Real Madrid está dispuesto a reconducir su trayectoria deportiva con las vísceras. Dos años sin títulos y un tercero plagado de incógnitas justifican el cambio radical de conducta que ha experimentado el club blanco. Ahora se pone a fichar compulsivamente. Atrás queda el racional modelo de la estrella por año. En sólo 18 meses han llegado al Bernabéu once jugadores nuevos, de los cuáles ninguno ha estado a la altura de los primeros fichajes de la 'era galáctica'.

    Por segundo invierno consecutivo, en el Bernabéu se ha recurrido al mercado de segunda oportunidad, del que hace muy poco se renegaba. Si el año pasado llegó Thomas Gravesen, éste lo han hecho el brasileño Cicinho y el italiano Antonio Cassano. Dado que durante el verano aterrizaron Pablo García, Carlos Diogo, Julio Baptista, Robinho y Sergio Ramos, son siete los jugadores que esta temporada se han estrenado como merengues. La inversión estival alcanzó los 85 millones de euros. Con los dos fichajes navideños, el Madrid ya ha superado esta campaña la barrera de los 100 millones en refuerzos.

    Dice la teoría que en invierno se ficha más lo que se puede que lo que se quiere. Parece que atendiendo a las necesidades de la plantilla y sus recientes movimientos de mercado este tópico le viene al club blanco como anillo al dedo. Aunque la calidad como único argumento también puede justificar un fichaje, y los ejemplos de Cicinho y Cassano están ahí para demostrarlo, la llegada de ambos futbolistas tiene una difícil explicación táctica: tanto uno como otro vienen a jugar en demarcaciones con una densidad de población muy elevada en el vestuario merengue.

    De hecho, en la plantilla se ha oído ya algún comentario sarcástico al respecto. Roberto Carlos, paisano de Cicinho, le auguró “muchas dificultades” para disputarle el puesto a Michel Salgado, y el propio lateral internacional español ironizó en una reciente entrevista en Marca que el Madrid debe estar pensando que lo que le falta son laterales derechos, a le vez que resaltaba que el club lleva “un año y medio dando bandazos”. En efecto, mucho han cambiado las cosas en dos temporadas. Entonces, Salgado no tenía recambio en la plantilla. Hoy están Cicinho, Miñambres y Diogo para disputarle la titularidad.

    La incorporación de Cassano aumenta la nómina de mediapuntas en el Bernabéu. Si antes del verano ya se consideraba una posición bien cubierta con Raúl, Guti y Zidane, actualmente hay 'enganches' para dar y vender. En agosto llegaron a bombo y platillo Julio Baptista y Robinho, en una inversión que rondó los 50 millones de euros. Con ellos debía empezar a reconstruirse el Madrid de los próximos cinco años. Cuatro meses después su devaluación es galopante. Baptista parece una sombra del que marcó 50 goles en dos años con el Sevilla y Robinho, en el imaginario merengue, pasó de la Tacita de Plata al Balón de Oro en apenas 20 minutos. Hoy es motivo de chistes más o menos crueles. Mientras el club pide paciencia con ellos, a la vez trae a otro jugador que les encarecerá mucho más aún la titularidad. La crisis de confianza que Baptista y Robinho transmiten sobre el campo, donde pasan como jugadores intrascendentes, puede ser aún mayor al ver que con Cassano se les está moviendo la silla en su propia casa. Es el sello de este Madrid postgaláctico.
     
  8. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    GUTI ILUMINA AL NUEVO MADRID
    Sensacional partido de Guti, protagonista de las mejores acciones de la noche, y de Zidane, autor de tres goles.


    La llegada de López Caro al banquillo ha cambiado la cara al Real Madrid. Podrá ganar o perder, pero por primera vez en mucho tiempo parece un equipo, en el que sobresale el genial Guti, que completó un encuentro maravilloso

    GENIAL. Guti jugó uno de sus partidos más completos como profesional.

    [​IMG]

    El Real Madrid llevaba demasiados meses jugando contra los rivales y contra sí mismo. La ansiedad y las limitaciones tácticas le habían convertido en un equipo timorato, al que le sobraban nervios y le faltaba fútbol. Juan Ramón López Caro ha invertido esa dinámica y ahora el Madrid, apoyado en el orden y la lógica, es un conjunto más difícil de ganar, más equilibrado, que ocupa todo el campo y no se parte en dos con tanta facilidad, como hacía jornadas atrás.

    Ello se debe, entre otras cosas, a que los jugadores están cada vez mejor físicamente y a que el genial Guti parece asentado de una vez en la titularidad. Vuelve a tener confianza, a sentirse importante y el Madrid crece al ritmo que él marca. Contra el Sevilla jugó uno de sus encuentros más completos como profesional. Dio una lección de fútbol, de visión de juego, un recital de pases y fue el verdadero dueño del partido. Simplemente perfecto. Maravilloso.

    Cuando los jugadores no están en forma lo primero que pierden son las ideas, la claridad para interpretar el juego y leer los partidos. Ahora, Zidane, en el centro o en la izquierda, vuelve a ofrecerse, a distribuir el balón con criterio y dejó para el recuerdo una nueva roulette; Robinho parece que ha recuperado parte del atrevimiento y la imaginación que le hicieron grande en Brasil y Guti, el mejor del partido, se ha convertido en el líder silencioso de este equipo, en el que sigue chirriando la presencia de Gravesen en el centro del campo.

    Los tres se unieron para crear el primer tanto. Zidane vio el espacio creado en la izquierda por Robinho, éste envió el balón al centro del área y Guti marcó con un espectacular zurdazo. El gol hizo crecer al Madrid y difuminó al Sevilla, que en poco se pareció a ese equipo que visitaba el Bernabéu años atrás. Nunca tuvo el balón, apenas presionó y se vio superado en todo momento por el Madrid. Sólo asomó cuando se encontró con su gol al comienzo de la segunda parte. Un fortísimo disparo de Maresca fue despejado a un costado por Casillas y Luis Fabiano, que habitualmente estrella sus disparos en los postes o en sus compañeros, empalmó el balón según le llegaba para equilibrar el choque.

    Mal Puentes Leira

    Entre esos dos goles se vio a un más que decente Real Madrid, que gozó de oportunidades para haberse ido al descanso con una cómoda ventaja. Un disparo desde la banda derecha de Cicinho, uno de los mejores laterales del mundo, que nadie lo dude, se estrelló en el larguero y en el minuto 38 Daniel Alves cometió un más que posible penalti sobre Robinho. Puentes Leira, que ofreció un pésimo arbitraje, no señaló falta y poco después perdonó la roja a Sergio Ramos por una entrada a Luis Fabiano.

    El Madrid no se hundió después del gol del Sevilla y apenas diez minutos después ya había añadido otros dos tantos a su marcador. Cicinho, que subió la banda sin descanso, centró desde la derecha, Aitor Ocio agarró de forma absurda a Júlio Baptista y el penalti fue convertido por Zidane. Sin casi tiempo para celebrarlo, Guti creó la acción más brillante de la noche. Con un taconazo de espaldas rompió a la defensa del Sevilla y dejó a Zidane solo delante de Palop. El francés no falló y ahí pareció acabarse el partido.

    Faltaba media hora y todo se presumía decidido. Mentira. Casillas se vio exigido en varias ocasiones; Kanouté mandó un balón al poste; en un intento por despejar Sergio Ramos volvió a probar la calidad de los postes y a seis minutos del final, Aitor Ocio marcó y recuperó la emoción para un choque que parecía muerto y que terminó con el portero del Sevilla acudiendo a rematar un córner y con Zidane marcando su tercer gol. Buen partido de Zizou.
     
  9. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    ZIDANE Y GUTI, PAREJA DE BAILE

    Soberbia actuación del francés y el canterano. Magnífico partido en el Bernabéu. El Sevilla nunca se rindió y estuvo a punto de empatar.

    LA NOCHE DE ZIZOU. Tres de los cuatro goles que le marcó el Madrid al Sevilla anoche llevaron la firma de Zidane. El francés consiguió así el primer hat-trick de su carrera ante un rival que vio todo perdido durante la mayor parte del encuentro pero acabó inquietando a los blancos en los últimos minutos.


    [​IMG]

    R. MADRID 4
    SEVILLA 2

    Real Madrid: Casillas, Cicinho, Mejía, S. Ramos, R. Carlos (67'), Gravesen (79'), Guti, Beckham, Zidane, Robinho, Baptista,D. López, Diogo, Rubén, R. Bravo (67'), De la Red, Soldado (79'), Cassano.

    Sevilla: Palop, Alves, A. Ocio, Dragutinovic, David, J. Navas (86'), Martí, Maresca, Adriano (63'), Kanouté, L. Fabiano (80'), Notario, D. Prieto, Puerta, Jordi (80'), F. Sales, Jesuli (63'), Kepa (86')s.c.

    Goles

    1-0 (6'): Centro de Zidane y Guti remata con la zurda.

    1-1 (50'): Luis Fabiano, con la derecha.

    2-1 (57'): Zidane, de penalti.

    3-1 (60'): Guti mete un pase de tacón a Zidane, que marca con la derecha.

    3-2 (84'): Aitor Ocio resuelve con la derecha en el área.

    4-2 (93'): Zidane, con la zurda.

    Árbitro

    Puentes Leira, del Colegio Gallego. Amonestó a Puerta (59'), Mejía (72') y L. Fabiano (77').

    Incidencias

    Santiago Bernabéu. 60.000 espectadores.



    Magnífico el Madrid y estupendo el Sevilla, que mantuvo la emoción hasta el último instante a pesar de enfrentarse a un equipo en estado de gracia. Muy pocas veces el espectáculo se ajusta al precio de las localidades o amortiza el tiempo que invertimos en él y ayer fue uno de esos días en los que nada resulta decepcionante, si acaso el trío arbitral, reiteradamente torpe.

    Si el Sevilla cumplió con las expectativas que nos lo presentaban como un equipo dinámico y peligroso, el Madrid fue, durante muchos momentos, verdaderamente admirable. Rápido, entregado, comprometido, virtudes que repetimos porque no son frecuentes y nos sorprenden. Por primera vez en mucho tiempo, el Madrid dio muestras de ser un grupo compacto con un plan común. Y esa versión maravillosamente solidaria no impidió el lucimiento de algunos futbolistas, ya que no convirtió al equipo en una triste factoría, como podía temerse, sino en el caldo de cultivo perfecto para que se expresaran algunos jugadores, especialmente Zidane, que volvió a ser el de sus mejores tiempos, el director de orquesta y el malabarista, el artista sin melena. Cuando resurge su enorme talento, capaz de inspirar a todos sus compañeros, es difícil no sentirse culpable por haberlo dado por muerto y, personalmente, me asalta un remordimiento casi infantil, como de haber blasfemado. Hay otras estrellas en el Madrid, pero la única que será insustituible es Zidane. Lo escribiré mil veces en el pizarrín de mi cerebelo.

    Pero si Zidane rozó lo sublime, Guti no se quedó atrás ni un milímetro; de hecho, podría decirse que ambos formaron pareja de baile, y no como Gema y Poti, por favor, sino como Olivia y John e incluso como Ginger y Fred. Conectaron en el primer gol, combinaron en el tercero y se volvieron a encontrar, ya de forma premeditada, en el cuarto, que remató el partido con un número apoteósico y tras el que podría haberse bajo el telón de terciopelo granate.

    El encuentro lo comenzó el Madrid con tanta intensidad que el Sevilla tardó en reaccionar. En realidad necesitó un gol en contra para hacerlo. Intuyo que no le benefició en nada el uniforme azul ilusión con el que saltaron al campo sus jugadores, víctimas de un osado diseñador que no le habrá dado una patada a un bote en su vida y que no sabrá que los uniformes son banderas. El caso es que la presión que desplegaron los locales atascó la circulación sevillista, arrollada por el ímpetu enemigo y el tul de su propia camiseta.

    Desde muy pronto se distinguió a Zidane como responsable del ritmo del partido. Aunque es complicado saber si ese Zidane resucitado era el que movía al Madrid o si era el nuevo Madrid el que impulsaba a Zizou. Porque hay que admitir que los movimientos de apoyo al compañero, los desmarques, los cambios de banda y el juego por los flancos invitaban al baile. Es encomiable cómo López Caro ha sido capaz de transformar al grupo, anímica y tácticamente.

    Contraataque.
    Esos primeros minutos también nos descubrieron algo que dábamos por extinguido en el Madrid actual: el juego al contragolpe. Por algún extraño motivo en el que tendrá mucho que ver el nuevo entrenador, el equipo está convirtiendo esa suerte en una de sus armas más letales, lo que nos lleva de nuevo a Guti. El canterano, especialista en encontrar caminos ocultos, se multiplica cuando toca pensar deprisa. Y lo mejor del caso es que no le faltan soluciones, porque Robinho le susurra bastantes al oído. Sí, Robinho ha vuelto para quedarse y aunque aún no es el crack que se esperaba parece que ha tomado el camino adecuado.

    El primer gol del Madrid constató el brillante dominio de los blancos. Robinho controló con el muslo, abrió a Zidane a la izquierda y este centró al área, donde Guti remató de media volea y con el instinto del delantero que fue. Palop, que es buen portero, ni la vio.

    Llegaron entonces los mejores momentos del Madrid, que se empezó a adornar con las joyas que tanto gustan al Bernabéu, cabriolas de Zidane, centros teledirigidos de Beckham y otras perlas, como las internadas de Cicinho, sobresaliente en ataque. Cómo sería que hasta Gravesen se apuntó a la fiesta y se marcó un regate de mérito. No obstante, pese al disfraz, se seguía notando que era él.

    El despertar del Sevilla, progresivo, se concentraba sobre todo en los ramalazos de Adriano, uno de esos prometedores brasileños que Monchi se saca de la chistera. Un par de regates suyos dejaron a sus compañeros en boca de gol, pero no es precisamente filo lo que le sobra al Sevilla. Kanouté es un delantero interesante, pero carece de gol. Y Luis Fabiano da la impresión de necesitar bastantes balas para hacer diana.

    Después de varios errores en la señalización de los fueras de juego, en el minuto 38 el árbitro cometió su error más flagrante. Robinho se coló por la izquierda y, una vez dentro del área, con un giro de cintura burló a Daniel Alves, que lo derribó al ver que se escapaba. Penalti como la catedral de Burgos y el colegiado gritando "sigan, sigan".

    Empate.
    Así terminó la primera parte y así se inició la segunda, con sensación de victoria cómoda del Madrid. Hasta que Luis Fabiano agarró un rechace de Casillas a disparo de Maresca (buen centrocampista, por cierto) que valió el empate. En tiempos cercanos el Madrid se habría desmoronado, pero los tiempos han cambiado. Claro que también hay que resaltar la impagable colaboración de Aitor Ocio, que cinco minutos después de la igualada cometió un penalti absurdo sobre Baptista, al que agarró de la camiseta con alevosía y al que faltó ponerle cartuchos de dinamita en la espalda para derribarlo. Fue tan obvio que hasta el árbitro lo vio. Zidane lanzó la pena y restableció el orden y estado de optimismo, como en su día declaró Valdano a una mañana que amaneció sin nubes.

    El tercero del Madrid, nacido de un prodigioso taconazo de Guti que Zidane remachó a quemarropa, pareció sentenciar el choque. Por el marcador y por la obra de arte. Pero el Sevilla demostró su carácter irreductible. Después de dos palos, Ocio, en plena purga de sus pecados, alimentó la esperanza al dar destino a un balón perdido en el área de Iker. En ese momento, tras 85 minutos de peripecias, había dos equipos en el campo que confiaban en llevarse el gato al agua. No cabía más emoción. Y de esa sucesión de ataques, los del Sevilla con su portero rematando los córners, salió la última contra del Madrid, dirigida por Guti, que se iba relamiendo mientras corría. Cuando llegó al área de Palop, exhausto por la carrera de vuelta, tuvo varias alternativas, entre ellas, su propio disparo. Pero no muy lejos distinguió a Zidane y decidió dedicarle la última bola, un balón templadito que Fred bajó con las chorreras de su camisa antes de dar el zapatazo que ponía punto final a una soberbia actuación.
     
  10. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    AL MADRID LE TOCÓ EL GORDO.

    Cassano marcó a los tres minutos de salir. El Betis, que acabó desquiciado, reclamó falta del italiano. Los blancos encarrilan la eliminatoria

    FUE UN ESTRENO DE ORO.
    Cassano resolvió un encuentro que estaba muy igualado y sus compañeros lo celebraron a lo grande con el italiano, que después de marcar se dirigió al banquillo para festejarlo con Zidane, un valedor del transalpino. Pero habrá otras dedicatorias: al llegar España, Cassano dijo que quería dedicar su primer gol a Di Stéfano.

    BETIS - 0
    R. MADRID - 1


    Betis: Doblas, Varela, Melli, Juanito, L. Fernández, Arzu (73'), Rivera, Joaquín, Capi (82'), Tardelli (56'), Dani, Relaño, Lembo, Fernando (82'), Edu (56'), Robert (73')

    Real Madrid: D. López (20'), Cicinho (70'), Helguera, S. Ramos, R. Bravo, Gravesen, Guti, Diogo, Baptista, Robinho, Soldado (61'), Casillas (20'), Mejía, Beckham (70'), Zidane, Cassano (61')

    Gol:

    0-1 (64'): Falta botada por Guti desde la izquierda, Baptista remate de cabeza, Doblas falla en el despeje y Cassano, solo, marca a puerta vacía.

    Árbitro: González Vázquez, de Colegio Gallego. Amonestó a Sergio Ramos (20'), Rivera (44'), Guti (50'), Doblas (64'), Raúl Bravo (71'), Gravesen (76'), Joaquín (84'), Varela (89') y Dani (94').

    Incidencias: Ruiz de Lopera. Casi lleno. 50.000 espectadores. En el minuto 84, un espontáneo saltó al campo y se fue directo hacia donde estaba uno de los asistentes, al que abroncó hasta que las fuerzas de seguridad lo sacaron del campo. Al final del partido hubo algunos lanzamientos de objetos al terreno de juego.


    Es casi imposible ser puntual a las expectativas de los demás, siempre se nos adelantan. En la vida, en el fútbol, donde quieran. Es muy raro el futbolista que cumple el presagio de una portada o una entrevista y no es frecuente encontrar a quien responda a las miradas cuando todas se concentran en su persona. Lo hizo Ronaldo en su debut, cuando consiguió dos goles, y eso nos hizo ver al tiempo su categoría y su ángel. Y, personalmente, no lo había vuelto a ver hasta ayer, hasta que Cassano saltó al césped.

    Por supuesto, no pretendo comparar talentos (muy lejanos), sino destacar la coincidencia, la aparición de la buena estrella en el momento preciso. Además, los estilos de ambos en sus respectivos estrenos han sido muy diferentes. Mientras Ronaldo surgió flamígero y celestial, Cassano se ha desperezado como un oso panda tras la hibernación. Su debut, más que un acontecimiento mundial, era poco más que una anécdota, quizá un chascarrillo. Porque si a Ronaldo se le observaba esperándolo todo, al italiano se le escudriñaba sin esperar casi nada.

    El italiano entró al campo en el minuto 61, en sustitución de Soldado, muy gris, harto de saltar en busca de balones que nunca llegaban a su cabeza. Cassano, que había estado bromeando en el banquillo, se incorporó al juego sin tensión aparente y con el pantalón apretado, todavía de buen año.

    Y fue a los tres minutos de entrar en escena cuando llegó su momento. Guti botó una falta desde la izquierda y mientras la pelota volaba, Cassano aprovechó para rozar con su hombro al portero, como quien no quiere la cosa y como quien pasa por allí. Desequilibrado o no por ese toque, Doblas falló en el despeje y, tras rebotar en Sergio Ramos, el balón se encaminó manso hasta los pies de Cassano, que marcó a placer. Su manera de festejarlo, que es la foto que nos quedará, fue entusiasta y propia de un gol importante, porque lo era. Por cierto, Ronaldo tardó lo mismo en marcar su primer tanto como madridista.

    Las siguientes intervenciones de Cassano fueron notables, aunque no descarto que ya estuvieran marcadas por la sugestión de su genialidad. Recuerdo un movimiento muy elegante en el centro del campo y una apertura con acierto al extremo de Robinho. También, ya acabado el choque, su forma de zafarse de un sonriente periodista. Pero ya no le hacía falta más. La puntualidad es, en este caso, una virtud que exime de otros méritos. Y suficiente para tumbar a un Betis que había hecho méritos para empatar y se desquició desde entonces. Hasta un señor con aspecto honorable y pantalón de pana conjuntado con la rebeca saltó al campo para recriminar a un juez de línea.

    El guión. Visto ahora con perspectiva, el partido, después de muchas peripecias, respondió al guión que planteó en los primeros minutos, con el Madrid dominador, triangulando bien, abierto, con Guti de cerebro y diadema. Resulta evidente que al capitán le gusta el brazalete, que se siente guapo con él, y el asunto no es menor porque el canterano viste a la moda y porque hay futbolistas a los que un brazalete, y no digamos un diez en la espalda, les aplasta, incapaces de soportar la responsabilidad de ser el jefe o el genio.

    En esos primeros instantes, el equipo no parecía acusar los cambios, abundantes, porque además del regreso de Soldado, el entrenador había sorprendido alineando a Diogo como interior derecho, por delante de Cicinho, que salió de chiqueros muy incisivo.

    Sin embargo, esa deriva que inclinaba el encuentro en favor del Madrid se detuvo a los 13 minutos, cuando Dani se sacó de la manga un disparo a media vuelta que parecía demasiado lejano pero que resultó peligroso porque iba cargado de gafe. Cumplido el primer despeje, Diego López intentó evitar el córner y fue en ese escorzo cuando se lesionó. Desesperado por su mala suerte, el dorsal 13 (nótese el dígito) abandonó poco después el campo. Ante un infortunio semejante sólo se puede decir que aunque no seamos supersticiosos, es recomendable no provocar y no colgarse gatos negros en la espalda. Casillas, que es hijo de la buena suerte (guapo y con miss) se puso bajo palos, que en su caso son maderas.

    Todo el incidente despistó al Madrid al tiempo que dio protagonismo a Dani, que es como una descarga eléctrica capaz de rizar el pelo de los defensas más lacios. Con impulsos así el Betis equilibró el choque, compensando con pasión la superioridad técnica de su enemigo. En el capítulo de los impulsos también hay que reseñar un ramalazo de Tardelli que estuvo cerca de ser gol. Lástima que el chico sea sólo, de momento, un puro ramalazo.

    Pese a esa aparente igualdad, Soldado estuvo cerca de sorprender a Doblas al rematar de espuela un buen pase de Cicinho y casi de inmediato Guti mandó al limbo un balón que Robinho había metido en la caldera del área.

    El momento. Pero no fue hasta el final de la primera parte cuando el encuentro dio la impresión de escorarse de nuevo, y otra vez en favor del Madrid. Los indicios, bastante claros, los dio concretamente Doblas. El portero bético, bendecido por las musas la pasada temporada, debió agotar entonces toda su inspiración porque ayer salió de puños como el Superhéroe Americano, aquel supermán de oficina que no atinaba en los despegues y se estampaba en los aterrizajes. En la jugada a la que me refiero falló un primer despeje y en el segundo rechace estuvo a punto de trepanar la cabeza de Baptista, que es un santo porque ni se enfadó ni presentó denuncia en comisaría. No fue gol, pero nos descubrió que Doblas no tenía su noche. Tal vez esos temblorosos antecedentes del portero expliquen mejor su error fatal en la acción que concluyó con el gol de Cassano.

    El Betis reclamó penaltis por manos de Ramos y Gravesen en diferentes jugadas (no muy claras), y también pidió pena máxima por una llave de judo del danés a Juanito, evidente y descarada. Pero sus jugadores se estrellaban contra algo más grande que el árbitro, seguramente contra su propia impotencia (mal Joaquín) y quizá contra esa histórica alianza entre la calidad y la fortuna. Además, no era su día, era el de Cassano. Y es difícil luchar contra el destino si te fallan los puños.
     
  11. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    DI STÉFANO RECIBE EL ALTA Y SE QUEDA EN VALENCIA.

    La Saeta recibió ayer el alta médica. En su partido más importante, el de la vida, volvió a salir campeón. Su corazón está como nuevo tras cuatro by-pass y un marcapasos. Funciona a la perfección. Sus hijos le acompañaron en la salida. Ahora tendrá que ponerse a punto físicamente.

    [​IMG]
    DE ALTA. Di Stéfano abandona el hospital con su hija.


    Alfredo Di Stéfano recibió ayer el alta médica y abandonó el Hospital La Fe. De momento, y mientras se restablece por completo, vivirá en casa de una de sus hijas. Salió en silla de ruedas, con su bastón, una chaqueta de cuadros y la gorra de la que no se separa durante todo el invierno. Su aspecto era bueno después de 27 días en el hospital, aunque ahora le queda un largo camino por recorrer.

    En Valencia viven tres de sus hijos y por eso se queda allí. Su próximo objetivo es comenzar con fuerza una rehabilitación física que le devuelva la agilidad que aún conservaba a pesar de los achaques típicos de la edad.

    De sus problemas cardiacos está como nuevo. El infarto que sufrió el pasado 24 de diciembre que lo llevó al borde de la muerte es historia. Su cardiólogo, el doctor Montero, le ha dejado su corazón más fuerte que nunca. Tiene cuatro by pass y un marcapasos nuevo, así que habrá Saeta para rato.

    En su salida, Di Stéfano, agradeció a través de una carta el trato dispensado en este tiempo: "Agradezco mi gratitud a los doctores, al personal de los servicios de cuidados intensivos, reanimación y la planta novena. Una mención especial para los enfermeros/as, auxiliares y demás personal por el cariño. Por último agradezco a las autoridades, amigos, aficionados y medios de comunicación sus muestras de interés y cariño mostradas durante mi convalecencia".

    El doctor Montero salió a despedirle. Le ha cogido cariño a su enfermo más ilustre: "Se encuentra muy restablecido. Ha sido un proceso largo y en poco tiempo estará bien físicamente. Su colaboración y su fortaleza han sido fundamentales".

    En Madrid están sus amigos, que ya le preparan una comida, su hogar, el Bernabéu, su sitio en el palco, su silla en la Asociación de Veteranos, su entorno... Todos esperan su regreso.
     
  12. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    ¡QUÉ PEGADA!

    Tres golazos del Madrid acabaron con un gran Cádiz, que llegó a Madrid acompañado por cerca de seis mil seguidores y buscó sin complejos el partido.

    Lizondo Cortés anuló un gol a Zidane por un dudoso fuera de juego y no señaló un claro penalti sobre Robinho

    [​IMG]
    MAGISTRAL. Un extraordinario lanzamiento de falta de David Beckham puso el dos a cero en el marcador y encarriló definitivamente el partido.


    Víctor Espárrago no vino a Madrid de visita. Vino a por el partido. Y tenía un plan, una estrategia. Y resultó sorprendente, porque arrancó el Cádiz con mucha valentía, con las líneas muy adelantadas y una estupenda disposición táctica para la presión, el ataque y el repliegue.

    Además, se sentía como en el Ramón de Carranza, apoyado por unos seis mil gaditanos, y el equipo estaba muy enchufado, especialmente el rapidísimo Estoyanoff, “Mortadelo” Mirosavljevic, Benjamín y Medina.

    López Caro también tenía un plan, pero tardo más diez minutos en ponerlo en práctica, diez minutos en los que recibió cuatro saques de esquina y en los que el protagonismo cayó sobre Casillas y los jóvenes hombros de Mejía y Sergio Ramos; lo cierto es que les sobra fuerza, andan muy rápidos y no suelen perder la concentración. Además, juegan con una intensidad contagiosa.

    Poco a poco comenzó a carburar el Madrid, justo el tiempo que tardaron en jugar al fútbol Guti y Zidane. Llegó un estupendo cabezazo de Ramos y un disparo con mucha intención de Robinho y el equipo parecía haber aplacado por fin el fogoso y descarado arranque del Cádiz; no del todo, porque los gaditanos no le perdían la cara ni dejaban de intentar jugadas de ataque.

    El Madrid se acercaba cada vez más a la portería de Armando; Robinho, Baptista y Roberto Carlos anduvieron muy cerca del gol. Pero en estas que apareció Lizondo Cortés. Primero con un gol anulado a Zidane por un riguroso fuera de juego y después, con un penalti muy claro a Robinho que no pitó.

    Todo el mundo recordaba el estreno de Robinho en la Liga española, en Cádiz, aquel día en el que el brasileño deleitó al personal con una espectacular colección de controles, pases, bicicletas y sonrisas. Y cuando más se pareció al Robinho de aquel día y se fue de cuantos defensas salieron a su paso, Lizondo Cortés se tragó el penalti cometido por Benjamín sobre el brasileño.

    A balón parado.

    No cambió el discurso el Cádiz tras el descanso. Estoyanoff y Medina combinaban y atacaban con mucha intención; primero, con una jugada que acabó con una chilena de Medina, y después, ante el delirio de los miles de gaditanos que acompañaron al equipo, la jugada del gol; Estoyanoff por la derecha a Medina que, esta vez, no falló.

    Salió Gravesen y entró Cassano, un jugador que de un tiempo a esta parte se ha convertido en una suerte de talismán para el equipo blanco. Fue salir el italiano y marcar Roberto Carlos de falta directa. Un misil ante el que Armando nada pudo hacer. Y, al rato, magistral lanzamiento de Beckham que entró por la escuadra izquierda de Armando, incrédulo ante tanto golazo. Eso es lo que tiene la pegada, el talento, la calidad.

    Murió el Cádiz con sus ideas, buscó el empate y nunca se acobardó, jamás dio un paso atrás, pero Robinho, que quería celebrar el aniversario de su debut en liga en el Carranza, remató la victoria con un espectacular disparo. “Musha, demasiá pegada pa er Cai”.
     
  13. Kun Yeyo

    Kun Yeyo Usuario de Preferente

    Grande el Cádiz, que tuvo al madrid contra las cuerdas... hasta que empece a ver el partido por telemadrid, a los 5 minutos de ponerme a verlo, 2-1... siesque... :lol: :lol: :lol:

    y GRANDE de nuevo esa afición!!! enmudeciendo al bernabeu! ole ole! y mirar lo que ocurrió:

    esto ha salido en as.com
     
  14. WaPaMiX

    WaPaMiX Usuario de Tercera

    2 COSAS


    1- Fuera de juego, de 2 personas, clarísimo.
    2- Penalti¿ si parece que era un saltinbamki, o como se escriba, solo le rozó y metió un salto que , que parecia que se estuviese que mando los pies, enga por favor... y encima ara dirán que hicieron un partidazo, Y NO HICIERON NADA.
     
  15. Juanlu

    Juanlu Usuario de Preferente

    jeje 2 cosas, 1º en el 90% de los penaltis los jugadores se dejan caer...
    y 2º "Y NO HICIERON NADA" es lo ke tienen los grandes, ke cuando no acompaña la suerte o el buen juego, cualkier maravilla puntual d algun galactico te mete el patido en la buxaca...
     
  16. WaPaMiX

    WaPaMiX Usuario de Tercera

    galactico galáctico...q pena de frase, osea, encim q unso jugadores q llevan 3 años sin ganar nada van y les llaman galcticos, q pena, weno de algo tienen q fanfarronear, jajajaja, así les va, a ver si bajan ala tierra, por q vamos.. LAMENTABLE!
     
  17. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    Venga tranquila, que nunca saco a relucir estas cosas pero como eres... pues eso que ya os quedan sólo 8 copas de europa, y ganando esta liga ya os quedan menos para llegar a 29. Al menos pon algun argumento más, no sólo tu punto de vista, porque que yo sepa no entro en el post del Barcelona a decir tonterias como haces tu. Y si no te gusta el Madrid no entres, en las normas del foro, lo pone bastante claro, si algún tema no te interesa no entres, asi que ya sabes "furgolera", que sabes de "furgol" lo que yo de curling.

    Un saludo.

    Vease Curling: deporte que se juega sobre una pista de hielo y en el que se enfrentan 2 equipos de 4 jugadores. Cada participante tiene quedeslizar por la pista una piedra de 20 kg. de peso hacia una diana situada al final del pasillo de hielo. Ya pondré más 8) :lol: :wink: .

    Pd. Fuera de juego a Zidane muy justo, penalti a Robinho, Benjamin contacta con la pierna del jugador del Madrid que este lo exagera, pero penalti es, sobran las palabras.
     
  18. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    Palmarés del Real Madrid, para ilustrarte un poco:

    29 Ligas.
    17 Copas de España.
    9 Copas de Europa.
    3 Copas Intercontinentales.
    2 Copas de la UEFA.
    7 Supercopas de España.
    1 Copa de la Liga.
    1 Supercopa de Europa.

    Bueno resalto en negrita la que ha juicio de muchos amigos mios del Barcelona son los dos trofeos más importantes de una temporada. El tercero en discordia es el de la Copa del Rey, pero si la Copa la ganas después de haber ganado la Copa de Europa o la Liga, engrandece esa temporada.

    Bueno wapamix, galácticos o nom que a mi juicio, no lo fueron tampoco hace 3 años, y ahora mucho menos. Me considero un aficionado al Madrid, y no tengo porque aguantar las pataletas de una niña "pequeña", y menos para ensuciar el post del Madrid, si no te gusta no mires y ya está. No creo que en la crónica del as, se dijera nada malo como para que dijeras nada de lo que dijiste.

    Un saludo.

    Pd. Yeyo, la afición del Cadiz, es la mejor de España, aunque vosotros digais que que es la vuestra (la del Atlético), pero me di cuenta hace unos años cuando estuve en Cádiz con la camiseta del Hércules, que gente más maja.
     
  19. Juanlu

    Juanlu Usuario de Preferente

    ami m mola ver el curling en sport mania :roll: tos ahi con el cepillo jejejeje
     
  20. Kustudic82

    Kustudic82 Usuario de Europa league

    A mi también, pero de ahí a saber jugar bien hay un trecho bastante amplio :wink: .

    Un saludo.
     

Compartir esta página